Taxes

Es urgente y necesario cambiar todo para no volver a cambiar

Es indudable que el tratamiento de leyes y normas reglamentarias de índole impositiva debe ser analizada por profesionales capacitados y que entiendan en la materia.

4 mins read
informe contador publico
Bot Balance

Lo del Monotributo ha sido sin dudas una de las mayores vergüenzas que nos ha tocado atravesar como profesionales.

Por supuesto se lo debemos a nuestros legisladores, a los funcionarios de la AFIP, y al Poder Ejecutivo en general.

Es indudable que el tratamiento de leyes y normas reglamentarias de índole impositiva debe ser analizada por profesionales capacitados y que entiendan en la materia.

La ley que aprobó el Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes terminó demostrando lo que todos ya sabíamos.

Los legisladores, lejos de leer y comprender lo que se está votando, levantan la mano de acuerdo a las conveniencias y arreglos dentro de la institución entre las distintas bancadas.

De allí que dos meses después de haberse sancionado una ley que en general es de gran ayuda y beneficia a muchos Monotributistas, ahora se tenga que volver atrás debido a que la misma ley dispuso un aumento retroactivo a pagar por los mismos.

Ello sumado a la muy tardía reglamentación de AFIP hizo que los pequeños contribuyentes vivieran en carne propia lo que contadores y tributaristas veníamos advirtiendo desde que se comenzó a tratar la ley ya votada allá por enero.

Con el nuevo proyecto, escrito en una noche y presentado en dos días en Diputados, estamos a nada de repetir nuevamente la historia.

Una historia que ya vivimos en cada nueva reforma tributaria, en los cambios año tras año de los impuestos a las ganancias y sobre los bienes personales de acuerdo a las conveniencias de la política y con fines meramente recaudatorios.

Necesitamos urgentemente un cambio de paradigma en nuestro ámbito legislativo y profesional.

Es indispensable un accionar muchísimo más activo de nuestros representantes (Federación, Consejos y Colegios) como así también de nosotros mismos como profesionales aportando ideas y sugerencias para evitar estos papelones a nivel tributario.

De fondo y a largo plazo, por supuesto, se necesita una integra reforma del sistema tributario argentino. Es absolutamente necesaria la sanción de un Código Fiscal Nacional y Federal, que elimine impuestos distorsivos, que elimine regímenes de retención y percepción, que establezca un nuevo régimen de coparticipación que permita eliminar impuestos provinciales y municipales.

Un nuevo régimen tributario que prohíba la aplicación de retenciones y percepciones en más de una jurisdicción, que ordene la aplicación de la Unidad de Valor Tributario (UVT), que establezca incentivos coparticipables a las jurisdicciones que bajen y eliminen impuestos y a las que apliquen políticas de reducción del gasto público.

Es necesario un cambio para no cambiar todo cada año o cada cuatro años ante cada nueva gestión de gobierno.

Es necesario un cambio profundo, haciendo más eficiente el gasto público, fijando metas de gasto alcanzables y estableciendo reglas claras en el corto y mediano plazo en relación a los tributos que se recauden a nivel nacional y Federal. Que prohíba las modificaciones en las normas impositivas en el corto plazo, asegurando de este modo la seguridad jurídica y la toma de decisiones para inversores.

Es necesaria una AFIP más independiente del PEN y más cercana a los profesionales en ciencias económicas.

Por todo ello y mucho más, es urgente y necesario cambiar todo para no volver a cambiar.

Por Marcos A. Felice

Contador Público Nacional Mat. CPCECABA T° 364 F° 236

Deja una respuesta

Artículo anterior

Resumen de novedades de la semana del 7 al 11 de junio de 2021

Artículo siguiente

AFIP habilitó nuevo Micrositio con información específica sobre Participaciones Societarias