Estamos destinados a estar siempre corriendo detrás de vencimientos y dolores de cabeza no nos faltan, pero vacaciones? Qué pasa si nos tomamos unos días?

Dice la canción de Wisin… ¿será así para los contadores? Estamos destinados a estar siempre corriendo detrás de vencimientos y dolores de cabeza no nos faltan, pero vacaciones? Qué pasa si nos tomamos unos días? Sumado a eso el exagerado volumen de trabajo que debemos tener para que podamos tener un ingreso digno.

¿Será que estamos condenados a vivir para trabajar?

Recientemente pasaron las vacaciones de invierno, los organismos fiscales anuncian tímidamente “ferias fiscales” que aún no entendemos bien a qué se refieren, porque a lo que los vencimientos y obligaciones respecta siguen en pie y los contadores seguimos trabajando sin horarios, fines de semana y feriados. ¿Es tan así? ¿A quien le corresponde parar la pelota y tomar una decisión de su vida y de su tiempo?

La respuesta es clara… a nosotros mismos!!!

Ya sé que me van a decir la famosa frase “pero no puedo, no tengo tiempo!”. Pero sabes una cosa? Las prioridades las ponemos nosotros y en muchos grupos de colegas escucho y observo cómo nos deterioramos en todo sentido por seguir a un ritmo de rutina como locomotora sin freno.

Por eso, reflexionando un poco, y habiendo pensado en que “ no podía tomarme vacaciones” y que “todo depende de mi”… que a la vez entiendo que soy artífice responsable de eso, también me di cuenta de poner prioridades en la balanza, que la vida personal, la salud y la familia son lo más importante… en realidad el “bien” más preciado en todo esto somos nosotros mismos!!

Entonces nuestro ejercicio de la profesión no existe si nosotros no estamos! Si no estamos bien!! Entonces que hacemos? Bueno, hace tiempo que pensé que era prioritario tomarme vacaciones, pero cómo lograrlo si todo depende de mí y “no tengo tiempo”?

Por eso el propósito principal es ayudar a las personas en materia de lo que sabemos resolver (algunos sabrán de impuestos, otros de sueldos, otros de finanzas, otros de todo un poco, en fin) pero y a nosotros quien nos ayuda? Bueno allí el punto importante!!

Encontré que la forma de trabajo colaborativo con otros colegas y asistentes en diferentes áreas era lo que podría darme el aire y el tiempo necesarios para realizar mis propósitos de vida personal y a la vez profesional. Por eso, empezar a compartir trabajos y proyectos con colegas fue la llave de la salud, el tiempo, la familia y el éxito (para mi, porque el éxito es un concepto sumamente subjetivo).

Tener y contar con personas de confianza a mi lado hizo y hace que comience a sentir alivio y acompañamiento. A la vez que generamos sinergia y contagia proactividad para todos los que estamos comprometidos con el trabajo.

Pude tomarme vacaciones y todo sigue funcionando, no me desentiendo pero si puedo resolver a distancia gracias a la ayuda de colegas y asistentes, lo mismo sucede cuando ellos se toman sus vacaciones y sabemos cubrir nuestros espacios en lo laboral y operativo, lo cual es irremplazable si lo medimos en términos personales y de valor agregado.

Por eso en esta breve reflexión quería acercarles que entiendo perfectamente cómo se están sintiendo, que ya estuve allí y que en algún momento pude parar la pelota, pensar y entender lo que necesitaba.

Esta forma de trabajo colaborativo y por asociatividad fue un pilar importantísimo. También se logró que nuestro servicio sea más eficiente y de excelencia para el cliente. Que a su vez se tradujo en mejores condiciones y resultados en honorarios para todos los involucrados en los procesos.

Por eso insisto en que es necesario fijarse un propósito que te guíe para hacer y construir tu mejor PERFIL PROFESIONAL. Ganar mejor, trabajar en conjunto, y generar más tiempo para vos también!!

Y ahora si… te invito a que te tomes unas vacaciones!!!

Por Ana Laura Sabio

Es contadora de profesión y creativa de vocación. Fundadora de Estudio Taxation y ex bailarina clásica, trata de encontrar armonía a la temática impositiva y contable con una voz simple y amistosa. Su propósito es ayudar a las personas haciendo simple lo complejo en materia tributaria. Mentora de profesionales, dicta charlas y talleres en reconocidos organismos públicos y privados. La experiencia de más de 15 años en el ámbito corporativo, privado y público hacen que hoy su propósito crezca asesorando y acompañando a particulares y emprendedores que creen en sus proyectos y buscan crecer de manera sustentable económicamente. Pueden conocerla como Anita, la contadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.