La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) envió a través del Domicilio Fiscal Electrónico una inducción a algunos contadores tras cruzar datos entre clientes y profesionales.

Según la misiva enviada por el fisco a los contadores, se alerta que «en virtud de cruzamiento de datos y análisis de los mismos, se han detectado inconsistencias respecto a su categorización o permanencia en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo)».

En la nota cursada vía DFE, se informa que dichas inconsistencias se relacionan a los ingresos declarados según facturación electrónica propia emitida y a la información obrante en la AFIP «donde Ud. figura como contador de las DDJJ presentadas por distintos contribuyentes».

El fisco ya cuenta con información cierta y puede presumir que el profesional no está facturando los honorarios que debería cobrar. Algo que no tiene mucho sentido, toda vez que no existe una ley de honorarios mínimos ni mucho menos.

“Asimismo se le requiere que regularice su situación por diferencias entre facturación emitida y los honorarios percibidos por la confección de dichas DDJJ desde el período 01-2020 hasta la fecha”, precisó la AFIP.

Recordamos que para la presentación de las declaraciones juradas de Ganancias de personas jurídicas, la AFIP requiere que se informe el CUIT del contador o contadora que auditó los balances de los cuales surgen los datos para la confección de las liquidaciones impositivas.

Allí el fisco ya cuenta con información cierta y puede presumir que el profesional no está facturando los honorarios que debería cobrar. Algo que no tiene mucho sentido, toda vez que no existe una ley de honorarios mínimos ni mucho menos.

Por el momento las inducciones enviadas corresponden a colegas domiciliados en la provincia de Córdoba y desde el organismo se indicó que no es algo que haya salido desde AFIP Central sino que forma parte de las facultades de fiscalización externa con las que cuenta cada agencia regional, en este caso de una ubicada en la mencionada provincia. Esperamos que no se intensifique a nivel nacional.

Al respecto, el contador Nicolas Boglione indicó a Infobae que “se los notifica por medio de una inducción, pero con agente fiscal designado y plazo de cumplimiento, para verificar los honorarios facturados. Es una presunción de honorarios, que puede surgir de la falta de facturación de honorarios (mensuales, anuales) o la falta de facturación de la confección y legalización del Balance”.

La AFIP tiene los datos por “las delegaciones de clave fiscal que realiza el cliente al CUIT del contador; estimo que por este punto comienzan a surgir las intimaciones”.

“Hay que recordar que hace unos meses el Consejo de CABA presentó un amparo para la prórroga del Impuesto a las Ganancias, personas humanas y sucesiones indivisas, que luego todos los consejos del país, adhirieron. Razón por la cual, considero que la AFIP comienza a avanzar sobre los contadores, ya que dispone de mucha información para realizar verificaciones”.

“La AFIP también cuenta con los IP de conexión a internet en cada acceso con clave fiscal, que es otro medio que puede utilizar como presunción para establecer la relación con el cliente”, precisó Nicolás Boglione.

A su vez, el colega Sebastián Domínguez indicó que “son datos de cruzamiento de datos que surge fácilmente; hasta ahora la AFIP no lo había hecho, pero parece que ahora empezó a hacerlo”.

“En el futuro seguramente la AFIP comenzará a cruzar la facturación de los contadores de personas a los que les hacen las declaraciones juradas, dado que están analizando los IP desde donde se presentaban las declaraciones juradas porque había mucha gente que le aparece que estaban cubiertos por el amparo de la Justicia por la prórroga de los vencimientos”, aclaró Domínguez.

Por su parte, el contador Horacio Cardozo indicó que “la intimación es una locura; nadie puede pretender no ser fiscalizado o no pagar correctamente los impuestos, pero en la Argentina hay bolsones de evasión descomunales que la AFIP no controla; esto parece más una revancha o represalia con aquellos profesionales monotributistas a los que han cruzado las facturas con los balances presentados”.

“Ante empresas o contribuyentes a los que no le han facturado, quieren presumir que hay evasión; los contadores sienten q esto es una guerra”, señaló Cardozo.

A modo de conclusión, si bien se trata solamente de una inducción y no de una fiscalización propiamente dicha, en aquellos casos en que se haya recibido la comunicación habrá que analizar si es correcta la apreciación de AFIP y proceder en consecuencia de acuerdo a lo reclamado, o si por el contrario se trata una vez más de una «caza al boleo» donde el fisco aplicaría la famosa frase «si pasa, pasa».

Tal como lo expresó la contadora Teresa Gómez en su cuenta de Twitter, «Se presumen ingresos por honorarios. Por ahora la nota es «inductiva» si no haces nada comenzarán con una fiscalización, depósitos bancarios, etc.»

Finalmente, y tal como advertimos en Infobae, se trata de una “peligrosa” actitud de la AFIP, sin dudas es una “revancha” tras el planteo de los profesionales al organismo fiscal para que postergara unas semanas los vencimientos anuales, en un cruce que llegó a la Justicia.

Está mas que claro que si no teníamos diálogo con la conducción anterior, ahora con esto será más complicado.

La comunicación enviada por AFIP (fuente Infobae):

Por Blog del Contador

Si tenes alguna duda sobre el artículo que acabas de leer consultanos al mail contacto@blogdelcontador.com.ar. También podes acceder a contenido y herramientas exclusivas suscribiéndote en https://siap.blogdelcontador.com.ar/beneficios-suscriptores/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.